Logo PIDE
Somos E.Pública
Sindicato del Profesorado Extremeño
Apartado de Correos nº1 - 06800 Mérida
correo correo@sindicatopide.org
Acceso a afiliados
CC: 927 24 93 62
PL: 927 41 22 39
CO: 927 11 01 00
NA:
¡La próxima!
Ciguena negra
BA: 924 24 59 66
ME: 924 31 01 63
DB: 924 81 13 06
ZA: 924 11 68 96
Transparencia e Igualdad


.

Aviso Legal
Buscador en la Web PIDE

Cartas y artículos de Educación

Blog
PIDE

«Otra
gestión educativa es posible»


23/06/2011 José Manuel Chapado Regidor

Decía
Horace Mann , el primer gran defensor de la educación
pública, que «la educación, más que
cualquier otro recurso de origen humano, es el gran igualador
de las condiciones del hombre, el volante de la maquinaria social».
¿Quién duda entonces de que la educación
ha de ser la llave para conseguir el progreso de las naciones
y su bienestar social y económico? En nuestra región
hay que ponerse manos a la obra en esta tarea de todos.

La
Junta de Extremadura tiene la responsabilidad de asegurar una
educación de calidad manteniendo y favoreciendo unos
servicios educativos accesibles para todos, que permitan el
pleno acceso, la continuidad de estudios y logros de aprendizaje,
especialmente para los que se encuentran en situación
más desfavorecida, fortaleciendo la calidad de la educación
pública, al ser la herramienta fundamental en la reducción
de las desigualdades y en la consecución de la cohesión
social. Debe garantizar y crear las condiciones para que nuestros
alumnos alcancen el éxito escolar, independientemente
de su entorno socioeconómico y sean en un centro público
o privado. Es necesario regular y ampliar los sistemas de garantías
que eviten cualquier discriminación.

XSE
IMPONEx la desaparición de dependencias clientelares,
duplicadas y superfluas que existen en la Consejería
de Educación: Ente Público Extremeño de
Servicios Educativos Complementarios (EPESEC) y Agencia Extremeña
de Evaluación Educativa (AEEE). Debe afrontarse decididamente
la reducción de personal a dedo en las direcciones generales,
delegaciones provinciales, UPE, CPR, aulas mentor, etcétera.
Hay que evaluar la continuidad de las escuelas hogar y las residencias
de educación secundaria existentes, dado que con la red
de centros son innecesarias la mayoría de ellas- Es imprescindible
que la gestión educativa de la administración
se descentralice, que se reparta entre Badajoz, Cáceres
y Mérida, aunque sea esta última quien dirija,
coordine, planifique y decida.

Es
primordial abordar la eliminación de los gastos innecesarios
(subvenciones sindicales, conversión de publicaciones
y comunicaciones oficiales al formato digital-) abogando por
la optimización del gasto, esto permitirá afrontar
la recuperación salarial, revisar los criterios retributivos
y de promoción y la contratación de los 600 docentes
que hemos perdido en este curso. Sin plantillas suficientes
nunca habrá calidad educativa. El lema de muchos docentes
indignados sigue siendo el de Más profesores y menos
ordenadores .

La
existencia de centros concertados con una baja matrícula,
debido al escaso alumnado en algunas localidades, provoca la
duplicidad de enseñanzas, esfuerzos y recursos públicos,
situación que debería acabar en pro de la necesaria
optimización de gastos y recursos. Que la concertación
se dé únicamente allí donde no llegue la
educación pública: es difícil explicar
a la ciudadanía la duplicidad de gasto de dinero público
en un centro privado-concertado determinado, existiendo uno
público al lado.

Hay
que garantizar los valores de neutralidad, autonomía
responsable, participación, libertad de conciencia y
de cátedra, curiosidad y rigor intelectual que nutren
la enseñanza pública. La verdadera autonomía
de los centros nunca existirá formalmente si no se reforma
la elección de directores, para que sean los claustros
de profesores los que decidan o extendamos, por qué no,
el sistema actual de elección de directores docentes
a otros ámbitos y que los administrados tengamos derecho
a elegir a los directores de los centros de salud, a los comisarios
de policía-

Seamos
serios, es necesario que sean los profesionales los que con
independencia y autonomía tengan la posibilidad de elegir
al mejor de ellos para que los dirija y exigirle responsabilidades
en caso de no hacerlo correctamente. Que los miembros del claustro
además de elegir a los directores, sean los que den el
visto bueno a todo lo que concierne al centro.

Es
urgente transferir la gestión de todos los centros educativos
a la Consejería de Educación. Las guarderías
o centros de infantil, el centro de Arte Dramático de
Extremadura o el primer centro integrado de Formación
Profesional no pueden ser competencia de otras consejerías
y los conservatorios tampoco deben ser municipales o de la diputación.

Se
podrán afrontar otras cuestiones, estoy seguro de ello,
se podrá empezar el curso 2011-2012 de distinta manera,
pero ésta es la acuciante realidad en la educación
extremeña que no debemos olvidar y que debemos corregir
por el bien de todos. Acabaré parafraseando a Paulo Freire
, el más importante pedagogo del tercer mundo: «Todos
nosotros sabemos algo. Todos nosotros ignoramos algo. Por eso,
aprendemos siempre».