Logo PIDE
Somos E.Pública
Sindicato del Profesorado Extremeño
Apartado de Correos nº1 - 06800 Mérida
correo correo@sindicatopide.org
Acceso a afiliados
CC: 927 24 93 62
PL: 927 41 22 39
CO: 927 11 01 00
NA:
¡La próxima!
Ciguena negra
BA: 924 24 59 66
ME: 924 31 01 63
DB: 924 81 13 06
ZA: 924 11 68 96
Transparencia e Igualdad


.

Aviso Legal
Buscador en la Web PIDE

Cartas y artículos de Educación

Blog
PIDE

«El
enemigo dentro»


10/06/2009 Alfredo Aranda Platero
Vicepresidente del Sindicato PIDE

AQUELLOS
que cruzan el mar cambian de cielo, pero no de alma, pensaba Horacio.
Sin embargo, amigo Horacio, hay quién también cambia
de alma. Días atrás asistimos a la agresión
inmisericorde contra la escuela pública por parte de la
Consejería que, en su afán de proteger y ampliar
-sin pudor -los conciertos educativos con la enseñanza
privada, decidió unilateralmente fusionar en uno dos IES
públicos de Llerena, sin plantearse, siquiera, revisar
antes el concierto con el Centro privado de la localidad. ¿Es,
acaso, uno de los preceptos del ideario socialista dar primacía
a la educación privada sobre la pública? ¿Cómo
es posible que en el 37º Congreso Federal Socialista se hable
de la protección a la Educación Pública y
en Extremadura se decida políticamente cerrar, un IES de
la localidad de Llerena, sin la más mínima negociación
con sus trabajadores o sus representantes sindicales para buscar
alternativas? Los conciertos educativos están justificados
sólo allí donde no llega la enseñanza pública,
o como complemento de ésta. Desde la Consejería
se debe dar la orden a las comisiones de escolarización
(legalmente es posible) de que en primer lugar atiendan la matriculación
de los centros públicos, y la matrícula excedente,
que no pueda ser ubicada en centros públicos, pase a ser
concertada en centros privados (concertándolos).

Antes de cerrar un centro educativo público, se debe revisar
el concierto con el centro privado-concertado de localidad (vaya
por delante que no tengo nada en contra de la iniciativa privada,
es más, la aliento, pero con recursos públicos debe
atenderse en primer lugar las necesidades públicas). Los
ciudadanos extremeños deben saber que con dinero público
se están promocionando negocios privados: manteniendo y
aumentando los conciertos educativos, subvencionando comedores
y aulas matinales, pagando autobuses…, mientras desde los despachos
de la Junta de Extremadura se planifica el cierre de Centros públicos.
Ya se ha borrado del mapa uno de los IES de Llerena y nos llegan
noticias de otros centros educativos en Cabeza del Buey, Madroñera…
que son candidatos a saborear la espada de Damocles de los responsables
educativos -diría Horacio. Pero recuerden, señores
mandamases, ‘errare humanum est, perseverare diabolicum’.

¿Dónde estaba el señor Vara -cabe preguntarse-
mientras los máximos responsables educativos actuaban contra
los intereses del sistema público de educación?
¿Habría sido igual la actitud de nuestro presidente
si los máximos responsables del SES propusieran cerrar
hospitales públicos y autorizar en su lugar conciertos
con clínicas privadas?

La Consejería que no en pocas ocasiones se mueve en un
estado de entropía preocupante, debería pulsar la
realidad de nuestros centros públicos con la suficiente
empatía para buscar soluciones que no lesionen el derecho
de sus trabajadores y, por extensión, no arremetan contra
el sistema público de enseñanza. Vater, vergib ihnen
sie wissen nicht, was sie tun.

HOY