Logo PIDE
Somos E.Pública
Sindicato del Profesorado Extremeño
Apartado de Correos nº1 - 06800 Mérida
correo correo@sindicatopide.org
Acceso a afiliados
CC: 927 24 93 62
PL: 927 41 22 39
CO: 927 11 01 00
NA:
¡La próxima!
Ciguena negra
BA: 924 24 59 66
ME: 924 31 01 63
DB: 924 81 13 06
ZA: 924 11 68 96
Transparencia e Igualdad


.

Aviso Legal
Buscador en la Web PIDE
Cartas y artículos de Educación

Blog PIDE

«Liquidar a la educación pública«

12/03/2022
Alfredo Aranda Platero, Vicepresidente PIDE.

El día 7 de febrero de 2022 se nos emplazó a las organizaciones sindicales a una reunión virtual informativa que tendría lugar al día siguiente, cuyo orden del día era la «modificación de la plantilla orgánica publicada». No podíamos imaginar que esa modificación suponía la liquidación de un centro educativo público, el ‘Juan XXIII’ de Mérida. Le faltó tiempo al alcalde de Mérida para proponer qué uso deberían tener las instalaciones del CEIP una vez desocupado de sus legítimos inquilinos, planteamiento que a la Consejera de Educación, también con sorprendente rapidez, le pareció una excelente idea. Todo parece formar parte de una hoja de ruta, iniciada hace tiempo, encaminada a cerrar el CEIP Juan XXIII. Lo tenían sentenciado hace tiempo. El día 8 de febrero lo único que hicieron fue comunicarnos la sentencia.

La Consejera de Educación para mayor abundamiento del latrocinio cometido considera que desalojar el centro educativo de sus alumnos es darles una nueva oportunidad. Palabras vacías de contenido y de una suprema miopía social y educativa que le impide ver el grave alcance de sus decisiones, porque lo que está haciendo es alimentar a los centros concertados colindantes para que estos aumenten su matrícula; de hecho, presuntamente, un inspector está sugiriendo a los progenitores que escolaricen a sus alumnos el curso próximo en los centros concertados, no sabemos si esta «presión» la ejerce por iniciativa propia o por mandato divino. Todo un plan estratégico para dar un golpe de gracia a un centro público en beneficio de los centros concertados cercarnos. Nuestra Consejera parece más una infiltrada de Isabel Díaz Ayuso en el gobierno de la Junta de Extremadura, que una verdadera progresista interesada en la protección de la Educación Pública. 

La Consejera debería saber que la Educación Pública es integradora y compensadora de desigualdades y que, además, es verdaderamente gratuita, sin las cuotas ‘voluntarias’ de los centros privado-concertados. El CEIP Juan XXIII garantiza la igualdad de oportunidades a unos discentes que están integrados en su centro y con sus docentes, de tal forma que el centro, y así lo reconocen los padres y las madres, es un lugar donde sus hijos aprenden no solo los contenidos curriculares, sino también a ser personas empáticas y socializadas. 

La LOMLOE dice que «la educación pública constituye el eje vertebrador del sistema educativo», y que las Administraciones educativas garantizarán el derecho a la educación «mediante una oferta suficiente de plazas públicas». También dice de forma taxativa que «Las Administraciones educativas promoverán un incremento progresivo de puestos escolares en la red de centros de titularidad pública». A la luz de lo que dice la LOMLOE y atendiendo a los posicionamientos ideológicos del partido que representa, la Consejera debería mantener abierto el CEIP Juan XXIII y extinguir los conciertos educativos, claramente innecesarios, de los centros privados cercanos. Debería, también, convocar la Comisión Regional para la actualización de la Red de Centros de Extremadura (que no se reúne desde 2014).

No obstante, PIDE le ha propuesto a la Consejera una solución educativa y social. Un nuevo proyecto donde sitúe al CEIP Juan XXIII en el centro del barrio, un lugar donde se concite a toda la comunidad educativa entorno al mismo «sueño»: convertir el centro educativo en lo que la barriada necesita. Un proyecto de Comunidades de Aprendizaje que integre en el centro las enseñanzas de infantil, primaria, 1º y 2º de Secundaria y un Aula de adultos adscrita al CEPA Legión V. 

Una solución que ya ha funcionado en Castilla–La Mancha, en el CEIP La Paz de Albacete. Un centro de características similares al CEIP Juan XXIII de Mérida y ubicado en una zona con casuísticas equivalentes. Un centro que pasó de tener 40 alumnos a 250, que se convirtió en el centro neurálgico del barrio y que, además, es ganador de varios premios a su labor educativa.

Veremos qué dice la Consejera de Educación, si es que dice algo, con respecto a la propuesta de PIDE. Atentos.

elPeriódicoExtremadura