Casualidades de mayo en la educación extremeña
OLGA MARTÍN
(El Periódico Extremadura - Opinión, 29-05-2005)

Cuando por fin se han empezado a sentir nuevos aires en la Consejería de Educación con el nombramiento en enero de la nueva consejera Eva M. Pérez López --con la que muchos nos hemos ilusionado por razones de edad, género, formación y talante--, cuando por fin se producen cambios para mejorar la gestión e instaurar una política de puertas abiertas en Educación, la Plataforma Unitaria nos sorprende con movilizaciones, que casualmente coinciden con el 37º aniversario del Mayo Francés, que vienen a ser papas a destiempo con las mismas reivindicaciones que el profesorado desde 1999 demandó a los susodichos sindicatos tradicionales y que hasta ahora no habían sido oídas, y de pronto se ha colmado el vaso. Desde mi punto de vista, no es casualidad. En los cinco primeros meses de gestión de la nueva consejera, lo primero que se ha hecho es abrir el debate sobre la educación en Extremadura, mientras que en los cinco años de gestión de Millán Vázquez , su despacho estuvo cerrado (con él dentro, claro). En estos cinco meses, se ha creado en la Comisión de Educación de la Asamblea de Extremadura una ponencia en la que todos los agentes sociales significativos en la educación extremeña han tenido voz; con Millán pasamos una auténtica travesía del desierto y una negación absoluta en esta institución. La consejera Eva M. Pérez López ha recibido ya a todas las organizaciones sindicales, cosa que nunca sucedió con el consejero anterior; en su lugar fue a tiempo parcial el secretario general de Educación el encargado de tales menesteres. Tras el debate educativo, hay intención de abrir las mesas de negociación en octubre. Nada parecido sucedió anteriormente, pero la Plataforma Unitaria es ahora cuando piensa que la Administración se niega a negociar, justo cuando hay tres mujeres en cargos de responsabilidad, gesto que antes no vimos.

Muy al contrario, la gestión heredada deja dos grandes hipotecas: por un lado, de recursos económicos por el gasto público del 6% del PIB en educación el curso 2001-02, justificado en gran parte por la compra de ordenadores, testigo que recoge el nuevo equipo convertido en el 33% del fracaso escolar; por otro lado, de recursos humanos, con el estancamiento desde el 2000 de las condiciones laborales del profesorado, excusa utilizada por la Plataforma Unitaria, que ahora protesta por la actitud de la Consejería que convoca mesas como táctica dilatoria ; no les pareció dilatoria la táctica anterior de no convocarlas. Qué bonito ver los toros desde la barrera, inaugurando centros, recibiendo premios inmerecidos (que sólo correspondían a quienes los materializaron), ser jaleado por los palmeros de turno que interesadamente miraban hacia otro lado. Casualmente, cuando tenemos equipo nuevo en la consejería, los sindicatos tradicionales se ponen nerviosos e inician las movilizaciones olvidadas desde 1999. Las actitudes tribales basadas en el discurso patriarcal, ya deberían estar superadas; si la realidad actual les desborda y les supera, qué será cuando se vean desplazados de sus listas para incorporar un 50% de candidatas y por fin la cuota de representación sindical femenina se acerque al porcentaje de trabajadoras de la enseñanza. Como en el mayo del 68, debajo de los adoquines se vio la playa y los sindicatos se irán de vacaciones.

En los cinco primeros meses de gestión de la nueva consejera, lo primero que se ha hecho es abrir el debate sobre la educación en Extremadura, mientras que en los cinco años de Vázquez, su despacho estuvo cerrado (con él dentro, claro)


[portada] [noticias] [interinidades] [oposiciones] [legislación] [red PIDE] [cartas] [foros]
[formacion] [chat] [concurso traslados] [elecciones 2002] [enlaces] [afíliate] [contacto]