LOS INTERINOS VALEMOS MAS


Con la convocatoria masiva de una oferta de empleo público de 4.500 plazas en Primaria para la función docente, la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía quiere discriminar, desacreditar y marginar al colectivo de docentes interinos.

Hemos sido utilizados como mano de obra barata con nombramientos y ceses cada curso escolar. La Consejería ha hecho y hace uso del colectivo de interinos como el que hace uso de un pañuelo de papel de usar y tirar. Esta consejera quiere echar a unos cuantos miles de interinos o desplazarlos a largas -distancias geográficas de su residencia familiar. Nos obligan anualmente a completar un formulario con la elección voluntaria de 100 centros/localidades para que, en teoría, se eviten los desplazamientos largos, y esto en la práctica resulta no ser cierto (tengo un destino a 150 km. de mi residencia familiar, recorriendo diariamente 300 km.)

Nos arriesgamos innecesariamente en la carreteras porque el sistema informático de adjudicación de vacantes no interpreta nada más que números (así es como se nos considera, números en una lista y no personas).

Intentamos mantener un equilibrio y una estabilidad familiar, curso tras curso, porque no podemos ni queremos permitir un desequilibrio psicológico y social en nuestros hijos cambiándolos todos los años de centro escolar.

Somos utilizados para cubrir vacantes o sustituciones donde el cálculo y los desajustes no han permitido programar con antelación suficiente, y muchas veces son restos de horarios que nadie quiere y que nos obligan a una continua adaptación.

No se nos reconoce la antigüedad ni a nivel administrativo ni a nivel económico.

Conseguimos una mayor y mejor formación docente en nuestra especialidad o en otra (licenciatura, cursos, jornadas/, seminarios), y tampoco se nos reconoce esa formación, ni administrativa ni económicamente. Tampoco podemos acceder a ningún tipo de promoción interna, sistema de puntos, cargo directivo, etc.

¡Basta ya de atropellos, basuras y palabrería barata! ¿Dónde está la protección social y familiar de los más desfavorecidos? También los docentes interinos somos desfavorecidos. ¿Y dónde se cumple el lema de «a igual, trabajo, igual salario»?

Queremos soluciones ya. La bolsa es enorme, con más de 20.000 docentes interinos, y aumentando. Está claro, aparte de que el cálculo y la programación son asignaturas no superadas en la Administración educativa andaluza, que los interinos salimos, mucho más baratos. Así, la palabrería barata, el miedo y la desestabilidad son las asignaturas que dominan. ¿Dónde está la modernización de Andalucía, el pleno empleo y la ayuda a las familias andaluzas de docentes interinos?

Queremos oportunidades de empleo reales, estabilidad y promoción. La oferta de empleo público debe dirigirse a los docentes en paro-, calculando, por supuesto, el número real de plazas nuevas y dando oportunidades así a miles de parados preparados expresamente a tal efecto.

Ni que decir tiene que el sistema educativo, y por tanto, la función docente, necesita interinos, pero esta interinidad no debería sobrepasar un tiempo limitado, que tras la experiencia y formación adquiridas debería dar paso a una estabilidad definitiva.

Queremos una estabilidad laboral que reconozca los derechos y méritos adquiridos a lo largo de nuestra vida de docente, unida, por supuesto, a una estabilidad familiar, porque nuestra familia también se lo merece.

¿Dónde está reflejado el colectivo de interinos en la LOCE cuando habla en el capítulo 11 sobre la valoración de la función pública docente? ¿Dónde se encuentra el colectivo cuando se nombra la carrera docente en la valoración-,de «los méritos de formación académico y experiencia docente previa»? ¿Dónde está el colectivo cuando se dice que «La Administración del Estado y las Comunidades Autónomas, en el marco de la Conferencia de Educación, impulsarán el estudio y la implantación de medidas destinadas al desarrollo de la carrera profesional de los funcionarios docentes»?

Con todo lo expuesto queda suficientemente claro, señores políticos, sindicalistas y asociados, que no viven la realidad pura y dura de un interino, que no todos somos iguales en nuestro trabajo y esfuerzo, y que es inaceptable e injusto competir en igualdad de condiciones con un opositor en paro.


Mª PAZ DIAZ
Córdoba

[ noticias] [interinidades] [oposiciones] [legislación] [red PIDE] [cartas] [foros]
[chat] [concurso traslados] [elecciones 2002] [enlaces] [afíliate] [e-mail]