Pezqueñines, no gracias

FRANCISCO PÉREZ
(Profesor Interino de Secundaria)

Se aproximan las elecciones para saber quiénes serán las personas que nos representarán durante los próximos cuatro años, en la defensa o no, de nuestros derechos e intereses como trabajadores de la Enseñanza Pública. Según me cuentan, y a tenor de algunas maniobras extrañas para tomar posiciones en la palestra de salida, el panorama sindicalista de los docentes extremeños anda más revuelto que un gallinero. Y es que cuando se trata de recular habiendo olvidado hace mucho tiempo el polvo de la tiza y la pizarra, y asimismo el uso de la palanca de marcha atrás, a algunos le empiezan a salir sarpullidos, rozaduras y escaras (véase acepción en el DRAE) más que incómodas en las posaderas de las comisiones de servicio, de los destinos digitales aquí o acullá, o de vótame que te llevo a los toros y te siento en la butaca y si no... te doy con la estaca. Vamos, que nos retornan a nuestra infancia más escolar de leche en polvo y pizarrín, al más puro estilo de ¡Gorgoritoooo, que viene la brujaaaaa! Ciertas flaquezas sindicales, según me han llegado noticias, eso sí, noticias interinas, se afanan ahora y se apresuran desencajados a vendernos a nosotros, profesionales de la Enseñanza Pública en precario o no, de forma epistolar y nominal, con formas vivas e insultantes en algunos casos, todo aquello por lo que hemos luchado durante los últimos años, intentando así atribuirse nuestros logros interinos, nuestros destinos soñados pero desvanecidos a lo peor en el último instante, nuestros progresos y sinsabores para lograr puntos que llevarnos a la boca de nuestros baremos, nuestras plazas de concurso-oposición que volaron allende los mares, etcétera. Con maneras indignas de compañeros, pretenden de nuevo lanzarnos al precipicio de todo da igual mientras ellos sean los que dispongan qué da y no da igual. Pretenden vendernos ahora estabilidad, eficacia, su futuro incierto...Tanto es así que les tiene fritos, según me dicen, un nuevo participante, un corredor de fondo que PIDE sitio por medio de la transparencia y la igualdad en las justas del 4 de diciembre próximo. Algunos peces gordos quieren por todos los medios ¡qué lástima de libertad y de democracia! comerse al 'pezqueño'. Pero ya sabemos que en esta Extremadura nuestra de ríos, charcas y pantanos, a veces, el pretender comerse un pezqueñín suele acarrear un enorme bofetón electoral.

[ noticias] [interinidades] [oposiciones] [legislación] [red PIDE] [cartas] [foros]
[chat] [concurso traslados] [elecciones 2002] [enlaces] [afíliate] [e-mail]