El Cortijo II

FRANCISCO JAVIER QUIRÓS PÉREZ
(Hoy Digital, 11-01-2003)


Siguiendo la línea de protesta de la carta publicada en esta sección de HOY, con fecha 9/11/2002, firmada por Antonia Lemus Gucema y diez más, quiero manifestar mi indignación por la situación creada tras el acto de adjudicación de vacantes para profesores de Secundaria, concretamente en la especialidad de Hostelería y Turismo.

El día 6/09/2002 se celebraba en Badajoz el acto de adjudicación de vacantes, habiéndose ofertado dos plazas a priori para la especialidad antes mencionada, a la que estábamos convocados los integrantes de la lista de espera de interinos (del 1 al 6).

'Casualmente' aparece otra vacante apenas un par de días después del acto de elección, con lo cual algunos compañeros y yo mismo no pudimos optar a ella. A raíz de esto me vi obligado a elegir otra vacante, por otra especialidad y en un destino diferente a mi residencia familiar, lo que me obliga a realizar 125 kilómetros diarios.

El día 10/09/2002 me dirijo a la Dirección Provincial de Educación para exponer mi queja al jefe de sección de Personal. Este señor me recibe, tras una larga espera, y me comunica que debo presentar una reclamación por escrito, pero que ve difícil la solución al haber optado por otra especialidad. Ese mismo día presento la reclamación de la que aún a fecha de hoy no he recibido contestación alguna.

A finales de la primera semana de octubre, para cubrir la vacante en cuestión, es llamada una profesora (la cual ocupa el nº 7 en la lista de espera de interinos, siendo yo el nº 4, a mí no me llamaron), a la cual sí se le acepta su renuncia a la vacante que estaba ocupando en el IES Bembézar de Azuaga por la especialidad de Economía.

Pongo estos hechos en conocimiento de la Federación de Enseñanza de CC. OO. para que lleve el caso a la comisión que se reúne con miembros de la Dirección Provincial el viernes 11/10/2002, y allí le dicen al representante del sindicato que «todo se debe a un error informático que va a ser subsanado». A fecha de hoy, todo sigue igual.

Mi pregunta es: ¿para qué se ordenan las listas de espera por puntuación si al final llaman a la amiga de..., o a la hija de..., o a la esposa de...? ¿Somos todos los interinos iguales? Quizás no.

Este es otro caso claro de conculcación de derechos cuyo final pasa también por la resolución de un recurso de reposición interpuesto con fecha 24 de octubre de 2002. Y mucho me temo que no acabará ahí la cosa.

 

[ noticias] [interinidades] [oposiciones] [legislación] [red PIDE] [cartas] [foros]
[chat] [concurso traslados] [elecciones 2002] [enlaces] [afíliate] [e-mail]