Somos interinos, no basura
ALFREDO ARANDA PLATERO
(El Periódico Extremadura - Opinión, 03-11-2005)

Siempre lo mismo. De nuevo infinidad de interinos se quedan en la calle después del concurso-oposición de este año. De nuevo los sindicatos dan el silencio por respuesta a todos los damnificados de la perversa selección de personal que la Administración se empeña en perpetuar en el tiempo, pese a su demostrada ineficacia. PIDE es el único sindicato que se queja y denuncia esta situación permanentemente. Siempre lo mismo.

Sin duda, la Administración Educativa es la empresa que más personal despide sin indemnización. Este año, una vez más, los números globales de aprobados, en las pruebas de acceso al funcionariado docente en Primaria, aun reconociendo que alguna especialidad ha mejorado con respecto a pasadas oposiciones, han sido negativos para los interinos. Hemos venido repitiendo hasta la saciedad, y volvemos a ratificarnos, que no se puede despedir de su trabajo, sin más, a cientos de docentes interinos con experiencia a través de un sistema incapaz de ser mínimamente objetivo. Sin duda, la selección de personal docente es una muestra más del desorden organizativo que vertebra todo el sistema: precariedad laboral, escasez de plantillas, nulo reconocimiento social, profesional y económico del docente, etcétera. No se puede pretender un pacto por la educación sin contar con el colectivo de docentes interinos, como pretenden las administraciones central y autonómica en connivencia con los sindicatos tradicionales que ven peligrar su monopolio en pro de organizaciones sindicales jóvenes, éticas y honradas que sólo persiguen acabar con la inestabilidad laboral que afecta a más de 100.000 interinos y sustitutos docentes de todo el Estado.

Podemos decir, para vergüenza del sistema, que los interinos son los grandes olvidados, son los parias, los excluidos, los relegados, los proscritos, los desterrados, los condenados, los descartados, los apartados, los eliminados,... Prestan un servicio irremplazable a la Administración y a la sociedad a cambio de más precariedad, siempre después de ser evaluados, juzgados y depauperados por un sistema de oposición mezquino, tan aleatorio e injusto como cualquier juego de azar.

Que los interinos llevan años siendo crucificados es un hecho incontrovertible, demostrado cada año, alternativamente, en Primaria y Secundaria. Qué tiene que decir la sociedad a la Administración educativa culpable y a los sindicatos connivente ante este atropello: ¿¡Perdónales!, porque no saben lo que hacen? Sí saben lo que hacen, sí saben que cada año se quedan sin trabajo o aumentan en precariedad cientos de interinos, sí saben que tienen el poder para impedirlo, sí saben que muchos interinos, una vez en paro, no podrán reengancharse, por edad, al mercado de trabajo, sí saben que la solución pasa por un cambio de sistema a nivel nacional o por un cambio en la gestión de las listas de interinos a nivel autonómico. Todo lo saben y nada hacen.

La sociedad quiere soluciones, los interinos quieren soluciones; si la Administración Educativa Central y los sindicatos tradicionales quisieran, también, soluciones todo se podría arreglar. El pacto-traición entre sindicatos y Administración básicamente es el siguiente: transitoriamente, durante cuatro años, la oposición será una sola prueba y, dentro de los méritos, se valorará la experiencia el máximo que permite la legislación actual, es decir, todo sigue como hasta ahora: examen subjetivo, experiencia valorada ínfimamente e interinos a la calle. Tanto la Administración como los sindicatos tradicionales sostienen que la forma de reducir la interinidad es convocar ofertas masivas de empleo, lo que no explican es que esa visión errónea de la realidad ha llevado al paro a cientos de interinos en Extremadura y miles en España. Lo que se ha estado llevando a cabo estos años ha sido reducciones drásticas del porcentaje de interinidad no de interinos, dado que infinidad de interinos están en su casa esperando realizar, en el mejor del los casos, una sustitución. Con este acuerdo lo que pretenden las organizaciones firmantes es aliviar la presión que las organizaciones y sindicatos de interinos hacen sobre el proyecto de ley orgánica, para que éste recoja solución al problema de los docentes en precario. Con esta iniciativa intentan distraer la atención ante las movilizaciones que se están llevando a cabo en todo el territorio nacional, pero no han caído en la cuenta que ya no les resulta tan fácil enmascarar la realidad.

La solución debería partir de la LOE, sería el momento de incorporar una enmienda de adición a la Disposición Adicional Duodécima que diera una solución ordinaria al problema de la interinidad, para lo que ahora se solucionara no volviera a ocurrir en el futuro. La nueva ley debe recoger en su concreción la solución a la problemática del profesorado interino, dicha solución debe contemplar un cambio en el modelo de acceso a la función pública docente que reconozca realmente los servicios prestados. El próximo día 16 en Madrid está convocado todo el profesorado del Estado a una manifestación en pos de la estabilidad definitiva del colectivo de interinos docentes, dicha manifestación está convocada, entre otros, por: SADI, INSUCAN, FEDI, CGT, STE, PIDE... Os esperamos!

*Vicepresidente de PIDE
(Sindicato del Profesorado Extremeño)

[portada] [noticias] [interinidades] [oposiciones] [legislación] [red PIDE] [cartas] [foros]
[formacion] [chat] [concurso traslados] [elecciones 2002] [enlaces] [afíliate] [contacto]